jueves, 24 de julio de 2014

Ovodonación: ¿a quién se lo contamos?

Cuando mi marido y yo iniciamos la búsqueda de nuestro bebé, con toda la naturalidad del mundo, cada vez que alguien nos hacía la típica pregunta de "¿y vosotros para cuándo?" contestábamos eso de "pues mira, estamos en ello, así que cuando venga bien estará". Fue casarnos y empezar todo nuestro entorno así...y nosotros tan felices pensando que era cuestión de algunos meses o, como mucho, un año (como le pasa a muchas parejas).

Pasó un mes, y otro mes, y otro...y al año y pico, cuando ya teníamos un diagnóstico claro y meridiano de Fallo Ovárico Prematuro y Baja Reserva Ovocitaria, familiares y amigos nos hacían preguntas del tipo "¿pero a qué estáis esperando?"; "¿es que tenéis algún problema?" o "¿habéis ido al médico?, no es normal, ya lleváis bastante tiempo buscando..." y nosotros, con la misma naturalidad de los meses anteriores, contestábamos "pues parece que no lo vamos a tener fácil, después de quitarme un par de miomas, nos hemos hecho unas pruebas y resulta que mi reserva ovárica está bajita. Nos han mandado a la Unidad de Reproducción Asistida del Hospital para intentarlo con algún tratamiento..." . Como veréis, demasiadas explicaciones. Nosotros somos así.

Una vez que prácticamente todo nuestro entorno era conocedor de que yo estaba premenopáusica perdida y que por ese motivo teníamos que iniciar un tratamiento de fertilidad, empezaron los comentarios de "si es que lo que tienes que hacer Inesita es relajarte que llevas mucho estrés con los dos trabajos"; "iros a hacer un viaje, desconectar y ya veréis como funciona"; "lo que hay que hacer es practicar todos los días"; "os estáis precipitando, tampoco lleváis tanto tiempo de búsqueda"...incluso mi propia madre me llegó a decir: "Inés no puedes controlarlo todo en tu vida. ¿Te has planteado que puede ser que haya algo que no llegues a conseguir?. Si no podéis tener hijos tampoco tienes que hundirte. Tienes un marido que te adora". En fin, esa noche creo que tuve una discusión con mi madre como no la había tenido nunca antes...¿esos eran los ánimos que me daba sin ni siquiera haberlo intentado una vez con tratamiento?. Quiero muchísimo a mi madre pero hay determinados temas en los que somos como el agua y el aceite. Y en esto, siento que no la tengo a mi lado.


Y siguió pasando el tiempo...y tras nuestra primera ICSI y nuestro primer resultado negativo, obviamente, la gente, como es normal porque nosotros les habíamos hecho partícipes de ello, nos decían frases como "yo conozco a fulanita y menganito que se hicieron nosécuantos tratamientos y al final lo dejaron por imposible"; "¿os habéis planteado adoptar? fulanita y menganito se quedaron embarazados cuando estaban a punto de darles a su hijo adoptivo"; "fulanita y menganito después de muchos tratamientos lo consiguieron pero se arruinaron"; "oye, pues si al final no podéis tener hijos, tampoco es el fin del mundo"; "lo volvéis a intentar con más tratamientos y ya está, al final lo conseguiréis";...La familia y los amigos no hacen estos comentarios con mala intención pero si supieran como algunas palabras se te clavan en el alma...pero bueno, es un tema muy delicado y también hay que ponerse al otro lado de la barrera...

Visto lo visto, cuando la idea de la Ovodonación empezó a tomar forma en nuestras cabezas, tanto mi marido como yo nos hicimos la promesa de no contárselo a nadie. Por primera vez en nuestras vidas vamos a guardar nuestra intimidad con celo. Por nosotros y, sobretodo, por nuestro futuro hijo o hija, pues es quien tiene derecho a conocer en primer lugar toda la historia según vaya teniendo capacidad para ello (he leído que hay cuentos para ir explicándoselo desde bien pequeñitos). Por parte de mi marido, únicamente lo sabe un primo suyo y su mujer que es ginecóloga (y, como ellos dicen, se acojen al secreto hipocrático) y por mi parte, lo sabe mi amiga Lucía (un ángel que se puso en mi camino hace unos años y que merece que un día de estos le dediqué un post).

Ésta ha sido nuestra decisión. Quizás somos demasiado débiles y nos hieren comentarios a los que no deberíamos dar importancia, pero para seguir adelante con nuestro proyecto, necesitamos tener las energías a tope y el tema de "los comentarios de familiares y amigos" nos ha dejado mella, aún sabiendo que la intención de esas palabras era animarnos.

Ahora cuando nos preguntan, les decimos que de momento hemos decidido tomarnos un descanso, disfrutar del verano y que en otoño ya veremos. Y nos cuesta...porque cuando siempre has sido de hablar abiertamente de todo con tu familia y amigos echas de menos seguir haciéndolo pero debemos minimizar el sufrimiento y pensamos que ésta es una manera de hacerlo.

¿Qué pensáis? éste es un tema con bastante miga ¿eh?. Seguramente tenga que retomarlo en algún otro post...


19 comentarios:

  1. Nosotros hemos contado lo de la doble donación a familiares y amigos íntimos. Después de escuchar todo tipo de comentarios como los que dices, y otros del tipo: pero si no lleva tus genes....será hijo tuyo? hemos decidido que no sea vox populi pero si conocedores el entorno mas cercano a las niñas.

    Ellos han sufrido junto a nosotros y ni por asomo se plantean ese tipo de cosas, por lo que estamos tranquilos en ese aspectos.

    A las niñas, por supuesto, se lo contaremos. Creo que si a estas alturas de la vida me enterara de que procedo de ovo me daría mucha rabia que me lo hubieran ocultado. Por otra parte, creo que quienes recurrimos a donantes no estamos haciendo nada malo. Nosotros hemos pensado enseñarles desde pequeñas que hay gente que dona sangre, organos,...y cuando veamos que son mayores para comprender que son ovulos y espermatozoides, contarles como llegaron a este mundo y que ellas mismas decidan si lo quieren contar o no, pero ante todo, que ellas conozcan que gracias a la gran generosidad de dos personas anónimas y a sus padres que las cuidan dia a dia, están en este mundo.

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si según vaya pasando el tiempo, quizás se lo contemos a familiares muy muy íntimos. Sin ir más lejos, a mi suegra se lo mencionamos una vez y por poco le da un soponcio, nos dijo que no se nos ocurriera hacer nunca algo así por que vete tu a saber si la madre (ella da por hecho que la madre siempre será la donante) tendrá algún trastorno mental o enfermedad hereditaria...en fin, la quiero mucho y como sabemos que no lo va a entender tampoco insistimos mas con el tema...

      La parte solidaria que mencionas A través de la luna es algo que yo no dejo de tener presente. Gracias a esas y a esos donantes anónimos vienen muchos niños y niñas al mundo y eso es conmovedor.

      Un abrazo!

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  2. Si es que todo el mundo está cortado por el mismo patrón y nosotras también por tener los mismos sentimientos... Nosotros también lo contamos todo, pero lo de ovodonacion también me lo guardaría porque es un tema muy delicado y comentarios seguro que habrá por parte de la gente y puede ser muy hiriente así que lo hacéis muy bien, ya se lo iréis diciendo a los peques poquito a poco, como bien dice a través de la luna.
    Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que cada persona se desenvuelve en un entorno distinto y eso condiciona el que cuente unas cosas u otras. La gente no pretende hacer daño pero al ser éste un tema todavía un poco a tabú a nivel social, la mayoría de las veces no saben qué decir o pensar...yo misma al principio decía cosas y pensaba cosas sin sentido de la ovodonacion...está claro que si finalmente lo logramos y somos papás algún día, nuestro hijo o hija lo terminará sabiendo y, por extensión, parte de nuestro entorno. Pero pasarán años...

      Un besazo!

      Eliminar
  3. Es un tema complicado, tienes razón. En mi entorno ha habido de todo, desde aquella que se ha quedado embarazada a la primera, hasta aquella que ha recurrido a FIV y se ha quedado embarazada después, cuando ya no lo esperaba (con el consabido "ahora que se ha quedado relajada" de los listos de turno...) Pero también ha habido gente con problemas de muchos tipos, así que cuando llegó la ovodonación a mi vida decidí contárselo sólo a aquellos que me inspiraban confianza. Mi familia política no lo sabe, mi pareja no les quiere contar ni que estamos en tratamiento para que no se creen falsas esperanzas. Mi mejor amiga y mi madre estaban reticentes al principio, pero en seguida me apoyaron y decidieron que lo que hiciera estaría bien; ellas son felices si yo lo soy. Y también lo sabe una amiga de mi pareja que ha pasado por un infierno de partos con preeclampsia y varios abortos, un ángel que desde el primer minuto me dijo "ánimo, di que si, ¿ves? tienes a mi niña en tus brazos y ya la quieres ¿cómo no vas a querer al tuyo? desde el minuto 0 es tu bebé". Y ese fue el único empujón que necesité cuando ya lo tenía casi claro. No era miedo, era un no sé qué, y ella lo dijo tan claro en tan pocas palabras.
    Así que nunca sabes quién va a responder bien cuando se lo cuentas, ni quién mal, pero creo que hay que tener cuidado porque hay gente que lo soltará sin más, y estoy de acuerdo que a los hijos se lo tienen que decir los papás, no los primos o los tíos o cualquier otra persona. Creo que lo estáis haciendo bien.

    Suerte, mucha suerte, yo por ahora no la he tenido, pero estoy a punto, seguro! dentro de nada me hacen la transfer de mi "congeladito" y será el que se quede con su mami para que le dé calor!

    Animo y suerte.

    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Hope Mary! Encantada de que te pases por aquí. Gracias por tu comentario. No conozco tu historia pero paso a verla ahora mismo. El tema que estamos tratando es controvertido donde los haya...y posiblemente con el paso del tiempo pensemos de forma diferente pero, por el momento, éste es nuestro planteamiento. Necesitamos centrarnos y prepararnos para la Ovo sin interferencias. No es fácil eh? porque nosotros somos muy espontáneos y de hablar mucho...

      Oye, mucha suerte con vuestro congeladito, seguro que os está ahí esperando para quedarse con vosotros para siempre. Un abrazo.

      Eliminar
  4. Hola, Inés!!! acabo de leer tu comentario en mi blog... muchas gracias por tu premio!! la verdad es que también yo lo recibí de manos de Valeska, por lo que hace unos días hice en mi blog la entrada correspondiente... bueno, el objetivo era conocernos un poco más, así que por mi parte leídas quedan tus respuestas! :)

    Bueno, me alegra que te hayas decidido a abrir un blog... la verdad es que a mí por lo menos me resulta reconfortante tenerlo, y sirve como apoyo en este mundo de la infertilidad muchas veces tan incomprendido por el resto de las mujeres (que no son infértiles...).

    Sobre esta entrada en concreto... creo que hay que vivir las cosas con naturalidad, y hacer lo que te pida el cuerpo en cada momento, rompiendo tus propias reglas si es que así lo quieres... o llevándolas hasta el final. Puedes contarlo, puedes guardar el secreto... puedes seleccionar a qué personas se lo cuentas... yo la verdad es que por mi forma de ser al final acabé contándoselo a todas las personas de mi entorno.. sobretodo en el laboral, ya que durante la FIV no podía desempeñar mi trabajo con la misma energía... y en mi caso me descargó un montón el contarlo, y que lo supieran y pudieran entenderme durante todo el proceso... pero lo dicho, que cada pareja y cada persona tiene que elegir cómo quiere vivir ésto...

    Pues mucha suerte, deseando estoy que nos vayas contando... un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  5. * y sobre la ovodonación en concreto... creo que no es necesario contarlo. Sí el proceso de FIV, pero no de dónde procede el material genético. Seguramente te evitarás comentarios incómodos y que probablemente puedan ponerte de mala leche... :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas sorayamandarina! Todo un placer tenerte por aquí de verdad. Me encanta tu blog.

      La verdad es que me ha costado mucho decidirme a escribir un blog porque hasta hace muy poquito el trabajo me tenía bastante absorbida y no tenía tiempo ni de ir a hacer la compra...pero ahora que ya he tomado impulso y me he lanzado, estoy encantada. Siempre me ha gustado escribir.

      En nuestro caso, prácticamente todo nuestro entorno sabe que estamos con tratamientos de fertilidad pero, por ejemplo, en el trabajo solamente lo saben aquellos que además de ser mis compañeros son mis amigos. A mi jefe de momento ni se me ocurre decirle nada...hace un tiempo me dijo: Ines, solamente te pido que tu de momento no te quedes embarazada (coincidió con el embarazo de otra compañera, mi amiga Lucía por cierto, y yo creo que le entró el telele jajajajaja). En fin, por supuesto que no voy a hacer caso a mi jefe pero paso de momento de decirle nada, aunque para la primera ICSI fue una historia pedir tantos permisos...ya lo contaré en un post.

      Si que diremos que en Octubre vamos a por el segundo intento pero sin especificar nada más. Eso es lo que pensamos ahora, igual más adelante nos da la neura y necesitamos compartirlo con más familiares y amigos pero de momento nos apetece hacerlo así.

      Te sigo de cerca. Un abrazo muy fuerte!

      Eliminar
  6. En mi caso ni hemos contado cuando hemos estado en tratamiento con óvulos propios, ni tampoco cuando nos sometimos a ovodonación. Dijimos que estábamos embarazados y punto. No lo sabe absolutamente nadie, sólo el IVI.
    Bueno, me refiero de manera personal, en el mundo blogeril y foros sí, jejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Hola Valeska! en nuestro caso el hecho de que en Octubre vamos a Ovo, inevitablemente, lo sabe un primo de mi marido porque su mujer es una de mis ginecólogas pero ambos nos han asegurado que como son médicos no pueden decir nada (además de respetar nuestra voluntad, claro) y mi amiga Lucía. Ni padres, ni hermanos, ni tíos, ni primos, ni amigos, ni conocidos,...y muchas veces nos gustaría ni siquiera haber dicho nada la primera vez que lo intentamos con mis óvulos porque en esta última semana ya son varias las personas que nos han preguntado cuando vamos a intentarlo de nuevo...es normal, nosostros abrimos la veda a nuestra intimidad...

      No sé, esto es lo que pensamos por el momento. La verdad es que os admiro Valeska. Es complicado no compartir algo así...qué fuertes sois, bravo!!!

      Un besito.

      Eliminar
  7. Hacéis bien en guardar estas cositas para vosotros y así evitar los comentarios poco acertados de la gente.
    Yo no sé como actuaría en este caso, eso de que "no sea hijo tuyo" creo que alguien de mi familia me lo podría llegar a reprochar y pasaría de ver esa reacción...

    Por cierto, soy madre ingeniera... no sé porque tu blog no me deja comentarte como tal, jeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ah! pues si que me ha dejado... me está volviendo loca!

      Eliminar
  8. Jajajajaja diariodeunamadreingeniera a mi también me pasa a veces lo mismo...me da la sensación de que no sale mi nombre en los comentarios y luego sale...somos unas impacientes jajajajajaja

    La verdad es que a veces no se pueden evitar los comentarios hirientes, entre otras cosas, porque mucha gente los hace sin mala intención (y otras veces con ella, si) pero tras pensarlo mucho, y teniendo en cuenta cómo pensamos que opinaría mas o menos nuestro entorno mas cercano, preferimos llevarlo así... al menos por ahora.

    Espero que hayas descansado y cargado las pilas en tus vacaciones!!!! Un besazo.

    ResponderEliminar
  9. Nosotros hemos contado lo de la adopción de , a mis padres y suegros, amigos intimos y algunos compañeros de trabajo, la verdad es que no me importa lo que la gente piense pero si me voy a cuidar muy bien de no decirlo a la gente que sé que va a opinar y no me apetece escuchar una mala palabra, aunque si te digo la verdad me da exactamente igual lo que la gente piense, yo quiero ser madre y ese niño/s será mío, tengo o no mis genes.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  10. Mer me encanta tu fortaleza!!!!! La verdad es que me debería dar exactamente igual lo que piense la gente pero me noto blandita en ese sentido por ahora. Reconozco que con el primer tratamiento me afectaba hasta la expresion de la cara de algunas personas cuando nos preguntaban o nos daban su opinión...y esa compasión a la hora de no ocultarte que fulanita o menganita se ha quedado embarazada me pone de los nervios...

    Ojalá con el tiempo lo llegue a ver como tú y sea tan fuerte.

    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  11. Hola chicas, pues una más que se une a esta batalla, en mayo me operaron de endometriosis y y me quitaron un 80% del ovario. Intentamos quedarnos embarazados y como no llegaba nos hicimos las pruebas, mi sorpresa reserva ovarica al 1, la verdad nadie me explico si es mucho poco o eso. El caso que cuando nos venga la regla en enero tengo que empezar con un spray nasal que es para parar mis ovarios o algo así, alguna me explica que sería lo siguiente, si es muy difícil pincharse ( es lo q más miedo m da) . Muchas gracias por crear este rinconcito donde poder desahogarnos. Por cierto tengo 30 años. Gracias

    ResponderEliminar