jueves, 7 de agosto de 2014

Ovodonantes: cuando tener un hijo es cosa de tres...

Durante esta primera quincena de Agosto estamos de vacaciones. No estar pendiente del reloj, despertarte sin esa alarma que te taladra la cabeza a las 06:00 de la mañana, desayunar y comer con calma, tener tiempo para leer, poder estar con tu marido las 24 horas del día y concederte el lujo de sentarte en una cala sin prisa por marcharte con el mar acariciandote los pies son esas cosillas que le dan un valor especial a los días de asueto...

Ayer por la tarde mi marido y yo nos fuimos a una de esas calas que solamente tienen el privilegio de conocer unos pocos lugareños de la zona costera en la que vivimos. Desierta, ni un alma, nosotros solos. Mi marido es amante del mar y practica pesca submarina, por lo que, normalmente, él se mete en el agua un par de horas y yo me quedo tomando en sol, leyendo, visitando blogs con el móvil,... Pero ayer no pude. El ir y venir de las olas me embrujó...según veía que se iba alejando mi marido, no podía dejar de mirar al mar, de escuchar su melodía,...

Y sin saber por qué (todavía no me lo explico) me dio por pensar en nuestra ovodonante. Esa nueva protagonista en nuestras vidas. Esa mujer que lleva dentro un pedacito de nuestra ilusión, de nuestro proyecto de vida. Esa persona a la que nunca conoceremos pero que llevaremos siempre en nuestro corazón.


Nuestra ginecóloga nos dijo que no sería difícil encontrar donante para mí porque mis rasgos son muy mediterráneos, grupo sanguíneo bastante usual, normopeso y estatura estándar. Vamos del montoncito jajajajajaja. Recuerdo que en ese momento me senti un tanto extraña. Nunca imaginé que para poder ser madre tuvieran que buscar a una chica lo más parecida posible a mí... Y lo cierto es que para mí el parecido físico no es tan importante como otras cuestiones como, por ejemplo, las enfermedades hereditarias...en este sentido, la gine también nos aseguró que a las ovodonantes se les realiza un estudio exhaustivo...poco más nos dijeron. Que suelen ser mujeres entre 18 y 35 años, aunque en este caso suelen ser muy jovencitas y de otras ciudades porque la clinica está enfrente de una universidad.

Quizás porque yo no lo pasé nada bien con nuestro primer tratamiento para ICSI, no deja de sorprenderme que haya personas que por solidaridad o por sacarse un dinerillo (que me parece muy lícito también)  pasen por revisiones ginecológicas, analíticas, pinchazos en la barriga y en el muslo, pastillas, ecografias, anestesia para la punción ovárica,...sea el motivo que sea el que las mueve a hacer algo así, lo que está claro es que son mujeres especiales. Dispuestas a donar sus ovulitos para que otras parejas puedan hacer su sueño realidad. Por eso me cabrea un poco cuando oigo comentarios frívolos sobre las ovodonantes y el objetivo que las lleva a iniciar un tratamiento de fertilidad a cambio de cantidades económicas que oscilan entre los 600 y 900 euros, al menos en la provincia que yo vivo. Después de pasar por un tratamiento de fertilidad para ICSI con dosis hormonales impresionantes os digo sinceramente que yo no sé si lo haría solamente por dinero...

Considero que pese a que la compensación económica por las molestias (pues la donación de óvulos en España es altruista) es un factor motivante para las donantes, éste no es el único. No sé si estaré equivocada, pero me gusta pensar que las donantes de óvulos son mujeres solidarias, dispuestas a regalar un trocito de ellas a otras mujeres que, como yo, tienen serias dificultades o imposibilidad para ser madres. Donan vida y me niego a pensar que esto se haga sólo por dinero...

Entre mis divagaciones a la orilla del mar sobre nuestra ovodonante, me sorprendí a mi misma feliz, ilusionada, optimista y con muchas ganas de que llegue Octubre. Lo más curioso de todo es que cuando mi marido salió del agua también me sacó el tema sin yo decirle nada y estuvimos un buen rato hablando de ello. Cosa que no hacemos últimamente porque él me pidió que nos tomáramos el verano de desconexión, pero, por lo que pude comprobar, cada uno de nosotros no hemos dejado de pensar en ello...lo que yo os diga, el embrujo del mediterráneo....

8 comentarios:

  1. Yo también creo que las donantes no lo hacen solo por el dinero, porque las que hemos pasado por todo ese ciclo de foliculos, pinchazos, ecos y punción sabemos que no puede ser así. También creo que si solo fuera la donación no habría tantas donantes, así que creo que son cosas complementarias y necesarias: el altruismo y la compensación.

    Yo a veces me paro a pensar en ambos donantes, y pienso que sin ellos las patadas que ahora mismo siento no las podría disfrutar tanto.

    Muchos besos y a seguir disfrutando de esos rincones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola A través de la luna! Madre mía, si yo ya estoy agradecida a las personas que deciden donar sus gametos, no quiero ni pensar cuando tienes que estar notando a tus bebés dentro...qué hermoso!!!! Disfruta muchísimo de lo que te queda guapa. Sin duda, tiene que ser una etapa única.

      Un besazo!

      Eliminar
  2. Ines, yo soy mama gracias a una maravillosa persona que decidio un buen dia a sus veintipocos años que queria ayudarnos sin haberle pedido nadie nada. Nunca podre agradecerle el trocito de vida, bien dos porque son mellizos, nos regalo. Mucha suerte y espero que octubre sea afortunado. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rath! Encantada de tenerte por aquí. Me alegro mucho de que finalmente pudieras tener a tus mellizos, madre mía, mellizos!!!! La verdad es que me emociona sólo pensar que haya personas que siempre serán unas desconocidas a las que hay tanto que agradecer...

      Muchas gracias!!!! Octubre cada día está más cerca :)!

      Eliminar
  3. Yo tampoco tengo con qué agradecer a esa chica que tan joven, hizo posible mi sueño. Me emociono al escribir estas palabras. Sea quien sea y lo haya hecho por lo que lo haya hecho, el resultado es que tengo a la personita más bonita, lista y cariñosa del mundo. Lo que más quiero.
    No tengo palabras con qué agradecérselo. Siempre estará con nosotros y forma parte de nuestra familia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Valeska, me emociono yo también de leerte conociendo tu historia. Si hay una cosa de la que me he dado cuenta desde que me decidí a escribir el blog es que hay un montón de mujeres luchadoras que no dejan de luchar hasta que su sueño se hace realidad.

      Somos afortunadas por vivir en un país en el que la ciencia y la solidaridad hacen que haya luz al final del camino.

      Un abrazo!

      Eliminar
  4. Yo me sometí al tratamiento de donación de óvulos hace 6 años en IVI. Aunque el dinero me venía bien, lo hice por solidaridad. La gente me decía "no se como puedes dejar que hayan hijos tuyos por ahí" y yo decía..."no serán hijos míos si no los crío yo".
    Me pinché, me controlaron, me aumentaron dosis...lo recuerdo todo un poco a medias, pero si que recuerdo como las hormonas jugaban conmigo.

    Un domingo me llamaron por telefono desde la clínica para que fuera a que me viesen. "Nada, no se puede hacer nada. ya puedes irte a casa" Y yo ein??? Tenía algo así como 5 folis en un ovario y 7 en otro... y me dijeron que no me los podian sacar porque habian unos más maduros que otros ¿? y que se cancelaba la donación.
    imagínate mi cara.... donde me iba yo con esa cantidad de ovulos??? me dijo que no mantuviera relaciones sexuales y punto. Me dieron 150€ por las molestias y ale!

    y yo ahora pienso...que a mi no me dijeron que todos los ovulos que me sacasen, serían ovulos que ya no ovularia, es decir, que se adelantaria mi menopausia...no??? se supone que tenia que saberlo???? Yo que se...

    ResponderEliminar
  5. Hola guapa! En primer lugar, te rindo pleitesía por haber intentado ser donante de óvulos.

    Yo no soy médico pero si que te puedo decir que la cantidad de óvulos que llevabas era buena, pero claro, si gran parte de ellos no estaban maduros poco se podía hacer...lo raro es que no te dijeran nada más ni te dieran ninguna orientación...le has contado esto a tu actual gine?. Pudo ser un mal ciclo y punto pero merece la pena investigar un poco.

    El tema de la menopausia precoz no sé si tiene mucho que ver o no...te recomiendo que le hagas la consulta al blog de una gine que yo sigo (Trotula Crítica). El último post que ha publicado es sobre fallo ovárico prematuro.

    Ya me contarás.

    ResponderEliminar