martes, 25 de agosto de 2015

Reflexiones de unos primerizos sobre la lactancia materna

Todo comienza con una pregunta muy sencilla por parte de la matrona: "¿le vas a dar el pecho al bebé?".


He de reconocer que hasta ese momento no me había parado a pensar con detenimiento en el tema. Quizás toda mi atención se la han llevado hasta ahora los dichosos manchados vaginales...


Si que en la guía que nos proporcionó la matrona leí las bondades y los beneficios de la leche materna y, por supuesto, me gustaría poder alimentar a nuestro bebé con ella pero, por otro lado, las experiencias de amigas que estoy viendo a mi alrededor no son muy alentadoras. Unas, porque dicen que ellas no tuvieron suficiente leche y se morían del dolor cada vez que sus bebés se les enganchaban al pecho y otras, porque dicen con la boca pequeña que la lactancia a demanda está terminando con ellas y que no pueden más con el cansancio...y, de verdad, os prometo que os estoy hablando de mujeres nada quejicas y muy entregadas a la crianza de sus hijos. Por eso precisamente pongo en valor sus opiniones.


Creo que la matrona Carmen vio la cara de póker que se me quedó y con una dulce sonrisa me dijo: "Inés, merece la pena esforzarse en ello e intentarlo. Créeme. Es un regalo que le harás a tu bebé para toda la vida y, si te preparas previamente psicológicamente para ello, para tí va a ser una experiencia inolvidable".


Yo no sé exactamente qué es lo que tiene esta mujer pero consigue envolverme con sus palabras, relajarme y convencerme de todo jajajaja. Me recomendó leer Un regalo para toda la vida del pediatra Carlos González (que al parecer es muy famosillo por escribir en la revista Ser Padres y otros libros sobre maternidad). Y como soy bastante obediente, a los dos días fui con Inesito a una archiconocida librería a nivel nacional y me lo compré.


El libro es una guía sobre lactancia materna. La edición de bolsillo nos costó 8,95 euros y tiene 430 páginas, pero que eso no os eche para atrás porque es muy ameno de leer. Su lenguaje es bastante accesible y pone un toque de humor inteligente entre líneas que me encanta.


Llevo una cuarta parte leída y os confieso que mi punto de vista sobre la lactancia materna ha cambiado completamente y estoy convencida de que lo voy a lograr. Lo vamos a lograr. Le vamos a dar el pecho a nuestro bebé. Porque Inesito ha reclamado su derecho a la participación en la lactancia materna ayudando en las tomas, dando algún que otro bibe al día con lechita de mami,...


Lo bueno del libro de Carlos González es que ofrece una visión realista de la lactancia materna. Sin tapujos. Habla sobre el dolor, el cansancio, las grietas, la mastitis,...pero también sobre las soluciones para ello que, haberlas, haylas ;-) Pone a nuestra disposición un abanico de posibilidades para alimentar a nuestros bebés sin extremos, ni todo blanco ni todo negro. Advierte de las situaciones que se pueden presentar y cómo reaccionar ante ellas.


Como ya os digo, llevo poco más de 100 páginas leídas, pero considero que es un entrenamiento estupendo, junto con los grupos de lactancia materna, para ir preparadas a nuestra etapa tras el parto de lactancia materna.


¿Alguien en la sala que se anime a contar su experiencia o dar su opinión?

41 comentarios:

  1. Ya te dije que para mi hermana ese libro fue todo un descubrimiento. Con la única con la que no lo consiguió fue con polluela mediana, le pudo el estrés de dos niñas tan pequeñas y se le retiró en la cuarentena... A veces lo que nos ocurre es que el miedo a no saber cómo solucionar los problemas nos bloquea.... si te agotas terminaras colechando o durmiendo cuando tu bebé duerma o dejando que el papi te ayude con un bibi de leche que te saques para echarte una siesta o acostarte temprano.... no dudo que lo conseguiréis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa! Siiii, la verdad es que es una pasada y lo estoy leyendo muy muy agusto. En principio, nos estamos intentando mentalizar para los momentos de cansancio y agotamiento. Ya os contaré dentro de unos meses cómo lo llevamos ;-)

      Besitos.

      Eliminar
  2. Inés..pues claro que vas a poder eres una super mami y lo vas a lograr.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá Mer. En el libro también se describen circunstancias por la que la lactancia no llega a ser viable. Hay que estar preparados para todo lo que pueda venir. El propio autor lo dice: lo mejor es la leche materna pero también hay muy buenas leches de continuación que pasan unos rigurosísimos controles e intentan asemejarse lo máximo posible a la leche de la madre.

      A ver qué nos depara el futuro ;-)

      Gracias.

      Besines.

      Eliminar
  3. Yo tengo en ebook la versión extendida (Comer, amar, mamar) y estoy en proceso de leerlo XD Yo siempre digo que si puedo le daré el pecho pero si me es muy odioso lo dejaré y santas pascuas aunque me encantaría y me esforzaré. En Youtube hay buenos tutos donde te enseñan como enganchar bien al bebe ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola BellaBlack! Claro, a ver, yo considero que hay que intentarlo y esforzarse en la lactancia materna, sino, afortunadamente, existen las leches de continuación con las que se han criado y se crían un montón de niños. Pero, según van pasando las semanas y voy avanzando en el libro, cada vez estoy más convencida de que hay un factor psicológico importante en ello también. Considero que la lactancia es algo que te tienes que creer y de lo que hay que disfrutar. Si puede ser estupendo y si no, hay que seguir disfrutando de la crianza sin teta. Como dice el slogan de un anuncio de un famosísimo refresco: "la felicidad siempre ha de ser la respuesta" no?

      Te voy a hacer caso y voy a buscar tutoriales ;-) Gracias.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Yo quiero dar el pecho y lo voy a intentar. Primero porque es más barato y nuestra economía no da para mucho. Segundo porque me parece precioso. Tercero, porque me apetece intentarlo. Eso si, si veo que no puedo, tampoco quiero dramatizar. Se pasa a la lactancia de fórmula y santas pascuas! (A ver si dentro de unos meses sigo diciendo lo mismo, que una amiga mía, que lo tenía tan claro como yo, se ha visto desbordada en su primera semana de maternidad). Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Hobbita! Yo creo que el mero hecho de que lo queramos intentar, estemos dispuestas a esforzarnos y nos haga ilusión es un paso muy importante para enfocar la lactancia con una actitud positiva. Luego las circunstancias pueden ser miles para abandonar el propósito pero, por ahora, paso a paso jajajajaja

      Un besote.

      Eliminar
  5. Me alegro de que el libro te haya ayudado a tomar una decisión... ¡¡¡y a ir segura con ella!!! Porque claro que puedes!!! Que podéis!! =)

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Irene! Muchas gracias. La verdad es que según voy leyendo a Carlos Gonzalez cada vez estoy más convencida. Mira, mi hermana ha dado a luz a las 36 semanas hace unos días y en el hospital enseguida le enchufaron el bibe a mi sobrino. Mi hermana, independientemente del bibe, se puso al bebé al pecho desde el primer día para estimular y que fuera relacionando y ahora que ya están en casa ha empezado a mamar. La que persevera alcanza!

      Besotes.

      Eliminar
  6. Inés, yo me leí el libro, que me gustó mucho, pero sobre todo, conseguí 13 meses maravillosos de lactancia porque fui cabezona y porque mi niño me lo puso muy fácil. Es algo para lo que tienes que estar convencida, a mí me resultó pesadísimo y muy sacrificado, pero estaba convencida de que merecía la pena y por eso lo hice y lo haría de nuevo igual. Respecto a lo que dices de Inesito y del biberón de leche materna, depende de cómo te vaya a ti, pero hazlo con cuidado y no demasiado pronto si lo puedes evitar, hay niños que en cuanto prueban el biberón, ya no quieren teta del mismo modo y terminan dejándola antes de tiempo, Inesito puede participar en la crianza del gladiador de mil formas, no va a tener menos contacto ni vínculo con él/ella por no darle de comer durante los primeros meses. Además, hay niños que no quieren biberón de ningún modo, el mío fue así, por lo que no lo pude dejar más de una hora durante más de 4 meses. Por eso te digo que es muuuuuy sacrificado, que es fácil tirar la toalla e irte a lo fácil, pero que si estás convencida, todo va a ir genial, ya verás, busca la ayuda que necesites y feliz lactancia a los dos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Luli! Lo que comentas del bibe es algo de lo que advierte Carlos Gonzalez en su libro. Mira, te cuento nuestra idea:

      En total espero disfrutar de 6 meses sin trabajar tras el nacimiento. 4 meses de permiso por maternidad + 1 mes de lactancia acumulada + 1 mes de vacaciones.

      Nos gustaría mantener la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses, pero un par de meses antes ir acostumbrando al bebé al biberón con mi leche. Ahí es donde entra Inesito. Para que se vaya adaptando poco a poco, con uno o dos biberones al día, y cuando me tenga que reincorporar al trabajo no sea tan brusco el cambio, pues yo tengo una jornada de 7 horas de trabajo al día y unas cuantas tomas se las tendrá que dar Inesito o mi suegri...

      De todos modos, éste es más o menos el plan inicial. Luego influyen tantos factores y pueden pasar tantas cosas que ya veremos jajajajaja

      Muchas gracias guapa.

      Un abrazo gordo.

      Eliminar
    2. Ah, bueno, eso sí, si os funciona, genial! Pero tampoco te agobies si no funciona. Mira, te cuento el caso de una amiga por si te sirve: Ella le dio el pecho a su niña hasta los 5 meses y pico, cuando tenía que incorporarse a trabajar y el último mes, fue intentando hacer eso, que el marido o la suegra le dieran biberón de vez en cuando a la niña para acostumbrarla, pero nada, la niña decía que ni de broma. Llegó el día de volver al trabajo y la pobre se fue agobiadísima porque no había conseguido nadie darle más de 10 o 20 ml de leche en bibe y ella tenía que estar fuera 8 horas. Pues la niña, que no es tonta, en cuanto vio que tenía hambre y no le quedaba otra, se tomó su biberón tan ricamente y cuando llegó su madre, se enganchó perfectamente otra vez! Así que si os sale, genial, si no, disfruta de tus 6 meses de lactancia que ya habrá tiempo para biberones después! Un beso gigante para los tres!

      Eliminar
  7. Yo me encuentro en la misma situación que tu al principio... Pero en mi caso todo el mundo supone que voy a dar el pecho pero no es algo que me llame en absoluto... Aunque de primeras le daré el pecho, prefiero que los dos estemos agusto , y como yo estoy totalmente sola( bueno con mi marido) sin ayuda de una madre ni de nadie, no quiero sumar un agobio con el tema pecho, así que si mi niña se agarra bien y me gusta darle el pecho, estupendo, pero si veo que no disfruto, que estoy agobiada... A estas alturas no me quiero meter presión ni nada. No estoy muy mentalizada por el momento y eso que por otro lado me gustaría tener un parto natural, respetado ... Y quisiera portear y demás, pero el pecho aún no estoy muy segura, es más mi marido el que quiere que le de pecho y que me anima si no desde el primer momento diría que no. Quiero que el momento comida sea disfrute para las dos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Meri! La lactancia ha de ser algo positivo tanto para el bebé como para la mami. Y pienso que si llega un momento en el que la presión es tal que no disfrutas de la experiencia y puede afectar negativamente al vínculo o forma de relacionarte con tu bebé, biberón y punto. Pero antes quiero esforzarme en poder dar el pecho a nuestro bebé, sobretodo por las inmunoglobulinas que les aporta y que ayuda mucho a sus defensas.

      El libro me está ayudando un montón a prepararme psicológicamente y en breve quiero empezar a ir como oyente a un grupo de lactancia. Ya os contaré ;-)

      Creo que yo también seré mami porteadora. Me encantaría.

      Un millón de besos.

      Eliminar
  8. Yo tenía mucha ilusión por darle el pecho a mi hijo, además que te lo meten por los ojos por todas partes, pero al final no pude por razones varias: parto prematuro, pediatra gilipollas... vamos que en su momento el niño no se pudo enganchar bien y lloré mucho por eso, me sentí muy frustrada. Así que lactancia sí, pero sin obsesionarse. Si se puede bien, y si nó, no pasa nada. Yo me beneficié de los biberones porque así mi hombre y yo pudimos turnarnos en las tomas de las noches, muy a mi pesar, pero todo tiene sus ventajas e inconvenientes.
    Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jolin Stela, lamento que lo pasaras mal...está claro que el bibe tiene sus ventajas, no hay más que ver a las parejas que dan biberón y a las que es la madre quien da de forma exclusiva el pecho...pero pese a todo me apetece muchísimo intentarlo. No sé si volveremos a poder tener más hijos y creo que me marcado este objetivo porque no me quiero perder ese experiencia por si no vuelvo a tener la oportunidad... Aunque, como tu muy bien dices, sin obsesionarse.

      Un besin y gracias por tu comentario.

      Eliminar
  9. Hola Ineeee que mami tan aplicada, no sabes como me gusta leerte tan feliz y motivada. Mi prima tiene una nena y ya le ha dado año y medio leche materna, la beba esta super fuerte y sana claro ahora no solo toma leche materna come otras cosas propias de la edad. No es enfermiza ni nada, en mi caso mi mama no nos dio mucho tiempo leche materna y creo que somos algo enfermizos mis hermanos y yo, pero aun asi sobrevivimos. Te mando un abrazo y digo no puedo opinar mucho del tema pero al menos quise contribuir un poco en la opicion jajaja :P!!!! Abrazo fuerte muñeca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carol! Me encantan tus comentarios. Nosotros de los amigos que tenemos cuyos hijos han tomado leche materna, apenas se ponen malitos y están bien fuertotes. Aunque también te diré que mis hermanas y yo somos de la generación biberón y gozamos de una buena salud general de pequeñas y durante la adolescencia.

      La verdad es que estamos muy motivados y vamos a hacer todo lo posible para que nuestro bebé se alimente con leche materna de forma exclusiva durante sus 6 primeros meses y luego de forma mixta.

      Un abrazo rumbo a México!

      Eliminar
  10. Hace pocos días me preguntaron lo mismo en la consulta de la matrona. Dije que sí sin dudarlo porque creo que todavía no me lo había planteado seriamente. Aunque ahora tengo mis miedos. Tomo nota del libro. A ver si me animo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Bichitabola! Encantada de tenerte por aquí. Créeme si te digo que el libro ayuda muchísimo a resolver dudas y quitar miedos. Ya me contarás ;-)

      Besos.

      Eliminar
  11. Antes que nada, enhorabuena por tu embarazo. Llevo tiempo leyendo tu blog pero nunca te había comentado.
    Me gusta la decisión que has tomado.Lo importante es tenerlo muy claro porque no es nada fácil al principio. Diría que quien quiere (de verdad), lo consigue (a no ser que haya un problema médico complicado).
    El comienzo es duro, mucho. Pero una vez que le pilléis el "truco" (que no hay más truco que confiar en tu cuerpo y de tu hijo), todo va rodado.
    Hasta que llegue el momento, haces bien en ir leyendo sobre el tema (los libros de Carlos González son un acierto). Puedes ir mirando si por donde vives hay algún grupo de lactancia, para ir tomando contacto. También te recomiendo que te unas al grupo de consultas sobre lactancia de Alba Lactancia ( búscalo en Facebook por el nombre "Consultas Alba Lactancia", es privado pero te aceptarán seguro) o que mires su web/ foro (en albalactanciamaterna.org)
    Si quieres saber mi experiencia y otras cosillas que cuento sobre el tema, puedes pasarte por mi blog y mirar las entradas con la categoría Lactancia, LME (están en el banner de la derecha).
    De todas formas, si ves que no puedes o no quieres, no te agobies. La lactancia artificial tampoco es el fin del mundo. Lo importante es que estéis felices y cómodos.
    Me quedo a seguirte.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Desdetu! Muchas gracias por la felicitación y encantadisima de tenerte por aquí.

      La decisión está tomada. Lo bueno del libro de Carlos González es que no te adorna la realidad y te puedes ir mentalizando de todos los pormenores que supongo que luego llevado a la práctica será en cada caso de una manera... Pero nuestra intención es intentarlo y poner todo nuestro esfuerzo en ello.

      Un millón de gracias por la recomendaciones de Alba Lactancia y de tu blog. No dudes que me pasaré por allí porque me ayuda mucho conocer experiencias de otras chicas.

      En cuanto a los grupos de lactancia, mi matrona me comentó que un poquito más adelante me invitaría a ir a uno como observadora. Tengo muchas ganas!

      Afortunadamente, hoy día tenemos la lactancia artificial como plan b que, en caso de no funcionar la lactancia materna por el motivo que sea, podemos recurrir a ella también ;-)

      Un besazo.

      Eliminar
  12. Yo tengo la versión de los tres libros en el Kindle que me descargué, pero este me está gustando tanto que me lo voy a comprar en papel porque quiero marcarme cosas.
    Yo también estoy en Alba Lactancia, y es un grupo de facebook genial, te lo recomiendo.
    siempre supe que quería dar el pecho, me parece algo hermoso!!

    Un beso guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Clara! Yo lo que estoy haciendo de momento es marcarme hojas y cuando termine el libro he pensado en hacer lo que tu dices. Subrayar y marcar aquello que considere que después me va a venir bien una vez puestos en materia ;-)

      La verdad es que tiene que ser precioso...

      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Hola guapa! Pues claro que sí! Por lo menos habrá que intentarlo, no? Jeje. Mira, yo tengo dos amigas con bebés recientes. Una, ultra convencida de dar el pecho, documentada como si de un master se tratara... Casi manda a la M todo y termina con el biberón. Al final, porque se empeñó, consiguió establecer la lactancia y ahora está encantada. Mi otra amiga era más de pensar "si se engancha bien y sino, biberón" . Cuando empezó con el pecho le encantó y quería seguir pero la enfermera empezó a asustarla con el peso del bebe y que debería hacer lactancia mixta, compensando lo que no tomaba de teta con formula... Hasta que se canso y mandó a la M a la matrona, le enchufo la teta en exclusiva a la criatura y ahora dice que para ella es lo mejor porque sale da casa con el bebe y la teta puesta y no tiene que preocuparse por nada mas, jeje. De todas maneras, cada caso es un mundo y al final, hagas lo que hagas, tienes que estar feliz haciéndolo! Yo quiero dar el pecho aunque primero tengo que conseguir ser mamá :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Bollito! Muchas gracias por contar las experiencias de tus amigas. Dan mucho aliento la verdad. Yo también considero que, de no haber ningún problema médico mediante, si nos empeñamos lo podemos lograr.

      Serás mamá. No te quepa la menor duda.

      Un abrazo gigante.

      Eliminar
  14. La leche se pierde cuando precisamente se reciben malos consejos como que le des un bibe por la noche porque los bibes artificiales llenan más y el niño duerme más (mentira) cuando precisamente a las 3 de la mañana la prolactina está + alta que en ningún otro momento, que los niños necesitan ayuditas (mentira, precisamente los bibes de apoyo hacen que no produzcas más leche) y otras chorradas varias que vienen de personas que han dado LA o que a su vez fueron mal aconsejadas y su lactancia no duró casi nada.

    Leche tienen casi todas las mujeres, lo de "si tengo" es un miedo que viene de la mano de conocidas desinformadas y que se transmite.

    Dar leche de fórmula es algo muy personal y tan respetable como lo otro, pero vamos, lo coherente es como dicen mi mejor amiga y mi prima: "no doy el pecho porque no me dio la gana y no quise yo". Pero la gente siempre trata de justificarse con mitos baratos tipo "mi leche no alimentaba, era agua", "se quedaba con hambre" y similares.

    Dar a luz en hospitales sin asesoras de lactancia donde estás rodeada de enfermeras que te quieren enchufar el bibi sí o sí y que en ocasiones le dan al niño destrangis un bibi pirata tampoco ayuda.

    Besos y ánimo!!! Y sobre todo no hagas caso a todólogas que te cuenten que la leche se corta por comer lentejas o que tienes que tener en casa por si acaso una lata de fórmula porque igual no puedes. Entonces el resto de especies animales no sé como crían a sus hijos, con tantos casos en humanos que "no pueden" ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eva! Me ha gustado mucho tu comentario. La verdad es que tan respetable debería ser aquella mamá que decide alimentar a su bebé con leche materna de forma exclusiva como aquella que reconoce que no lo hace o no lo quiere hacer por las razones que sean...volvemos a lo de siempre, que sencillo sería todo si existiera respeto mutuo...

      Yo ya me he encontrado en estos pocos meses a unas cuantas todologas. No les discuto. Ni niego ni afirmo. Me cansa. Simplemente las dejo hablar. Total, nosotros luego haremos lo que mejor consideremos.

      Un besote.

      Eliminar
  15. Inesita yo no pude dar el pecho a mis hijos porque nacieron muy justos de peso y no habia manera que me subiera la leche y es una de las experiencias que mas me apena no haber podido disfrutar asi que si puedes no te lo pienses y mas si estas convencida. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rath! Ojalá vaya todo bien y pueda alimentar con mi leche a nuestro bebé. Lamentablemente guapa, hay veces que aunque queramos, no se dan las condiciones idóneas. En esos casos, bendita leche de fórmula!!!

      Lo importante es que tienes unos hijos sanotes y muy simpáticos ;-)

      Un abrazo enorme.

      Eliminar
  16. Hola Inés!
    Lo de dar el pecho o no es una decisión muy personal, que te corresponde exclusivamente a ti, bueno si acaso Inesito puede opinar un poco, pero la que va a tener al bebé al pecho casi continuamente al principio, con lo que ello conlleva, eres tú.
    Decidas lo que decidas, y hagas lo que hagas, siempre habrá alguien que lo cuestione. Con esto y con todo lo relacionado con la maternidad. Así que tú piensa en ti misma, es importante que estés bien, relajada y feliz, porque así como estés tú, estará el bebé. Y esto se puede lograr con lactancia materna o artificial.
    Yo no conseguí darle el pecho a mis mellizos y me traumaticé, perdí mucho tiempo y energías en lamentarme y sentirme culpable, total para nada, mis niños se están criando (tienen 3 años) bastante sanos y creo que muy felices, tengo con ellos el mismo vínculo que con su hermano pequeño, al que sí estoy amamantando desde hace dos meses.
    Decidí dar el pecho al tercero porque creo que es el alimento más adecuado para él, en el sentido de "fácil" (con uno de los mellis, por ejemplo, cambiamos cuatro veces de leche porque todas le sentaban mal, con la leche materna no pasan este tipo de cosas) y porque, una vez establecida, a mí me resulta comodísima y me permite mucha flexibilidad. ¡Y por la noche duermo! No porque el bebé no pida, sino porque duerme en una cuna de colecho pegadito a mí y cuando quiere comer me lo pongo y sigo durmiendo. Levantarse por la noche a preparar biberones a mí me resultó un suplicio hace tres años.
    Eso sí, el camino hasta establecer la lactancia ha sido de todo menos bonito. Precisamente hace un par de semanas escribí una entrada "realista" en el blog hablando de lo que no nos cuentan acerca de la lactancia http://www.cuandoparesapares.es/2015/08/cuando-dar-el-pecho-no-mola-tanto-como.html?m=1
    Creo que conocer todas las cosas negativas que te pueden pasar ayuda mucho para que, si te pasan, no te pillen desprevenida y te hagan tirar la toalla antes de tiempo. Y saber que al final del túnel negro hay luz y casi todos los problemas tienen solución también ayuda mucho.
    Un beso y espero que sigas muy bien

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Llevas toda la razón. En todo lo relativo a la lactancia y a la maternidad es increíble la de opinadoras y opinadores que salen, incluso cuando estás embarazada. La diversidad de opiniones es fabulosa y enriquecedora pero cuando de ahí pasamos a la imposición ya no es tan magnífico... Pero hay que perseverar en las propias convicciones e intentar llevar a cabo nuestros propósitos.

      Ya os iré contando cómo va todo. Voy a leer ahora mismo ese post. Muchas gracias por decírmelo.

      Un besote.

      Eliminar
  17. Me encanta Carlos González, cuando estaba estudiando era uno de los pediatras más referentes en cuanto a crianza, decidas lo que decidas lo harás bien cielo!!
    Pásate por mi blog que tienes allí una cosilla para ti, aunque veo que repe jejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola bombón! Siiiiii me tiene enamorada este hombre, con permiso de Inesito jajajajaja no se si saldrá bien o no, de lo que si que estoy segura es de que lo intentaremos con muuuuucho cariño. Si funciona, estupendo y si no, encontraremos la manera de disfrutar igualmente de la crianza de nuestro bebé.

      Voy ahora mismo a tu blog. Disculpa, voy con un pelin de retraso.

      Besitos.

      Eliminar
  18. Hola! yo tengo idea de dar el pecho, pero tampoco es un tema que me agobie ahora mismo, igual que el momento parto, soy de la idea de que esos momentos hay que vivirlos segun van llegando sin tenerlos idealizados ni planificados, para no pegarte el bofeton si no sale como quieres.
    La leche de formula me parece una buena opcion tambien, pero ya te digo que yo creo que cuando llegue el momento veré que pasa conmigo y el bebé, obviamente, me parece mas sano, mas barato y mas natural dar el pecho, pero si por algun problema, el que sea, no se puede, pues tampoco me creará un trauma.

    Como vas del manchado? ya notas al bebito?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Laura! Claro, hay que vivir los momentos y las circunstancias según llegan. Muy buena filosofía. Yo que soy de mente un poco psicótica (jajajajajajaja) tengo la costumbre de intentar hacerme a la idea de las cosas antes de que lleguen. Me pasó lo mismo con los tratamientos. Me da bastante seguridad. Pero luego pueden cambiar las condiciones y no salir como tu te habías imaginado en tu cabeza...no pasa nada. También es bueno contar con que puede que las cosas no salgan como a una le gustaría y saber que existen más opciones y alternativas.

      Los manchados llevan sin aparecer desde la semana 13 ( y ya vamos por la 17) así que muy contentos por ese lado.

      De momento, no siento claramente nada. Siento costillas en la barriga y bajo vientre pero no sé si son mis tripas. El jueves que viene tenemos eco otra vez.

      Tu cómo vas?

      Un besete.

      Eliminar
  19. Hola, te cuento mi experiencia. Tuve mis mellizas en febrero de este año, todo el Embarazo pensé que la primera opción era el pecho, pero tenía claro que al ser mellizas tenía que darles relleno ( así le decimos en Chile a la leche maternizada). Al nacer prematuras fueron flojas para mamar pero insisti mucho con el pecho, hasta use una sonda que conectaba con la mamadera y ponía a las pequeñas al pecho para que me subiera la leche. Pese a todos los esfuerzos siempre tuve poca leche, alcanzaba a darles un par de veces al día y poquito, pero ese poquito las mantuvo sanas, yo me resfrié y ellas a pesar de ser invierno no tuvieron enfermedades, y hasta hoy que se mantienen bien. Como te contaba, me esforcé mucho por dar pecho, llore harto por no ver los resultados que esperaba y por el dolor que me producía la succión. Cuando por fin, casi a los 4 meses ya tenía más leche y no me dolía, las pequeñas no quisieron mas pecho. Me dio pena al principio ya que uno siente que pasara a segundo plano y que cualquiera puede darle la mamadera y que no nos querrán por que no nos necesitan, pero no es así, la mamá es irreemplazable, sin nuestra presencia no duermen bien, no ríen a carcajadas, no se sienten seguras. En fin, dar pecho no es fácil, pero es lo más hermoso que te puede ocurrir, y si por alguna razón no lo logras, seguirás siendo una buena mama, ya que lo más importante para los bebés es que uno este ahí y los abrace.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jenlop! En primer lugar, enhorabuena por tus mellis!!! Qué maravilla.

      Admiro enormemente tu esfuerzo. Tus hijas agradecerán por siempre el regalo que les has hecho. La mami es la mami y no hay quien la sustituya. La crianza creo que debe estar llena de instantes únicos en lo que, independientemente de poder dar el pecho o no, los hijos nos necesitan y nosotras a ellos.

      Me ha encantado tu comentario. Es precioso. Espero volver a verte por aquí.

      Un abrazo muy fuerte.

      Eliminar
  20. Hola!
    Yo disfrute muchísimo los 14 meses q le di el pecho a mi nena Las primeras semanas duele...mucho! Pero vale la pena aguantarse el dolor.
    Te cuento lo q hacíamos con mi marido,para q el pudiera involucrarse: yo tenía muchísima leche, tanto q congele litros y litros! Por la noche, cuando la beba se despertaba, el le daba el bibe con leche mía, y yo aprovechaba esos minutos para extraerme más leche. De esta forma nos acompañábamos en la despertada nocturna, y el podía vivir esa conexión con ella Lo hicimos desde los primeros días, y nunca rechazó la teta ni el bibe...
    Mucha suerte!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Unknown! Encantadisima de tenerte por aquí. Lo que hicisteis vosotros es precisamente lo que nos gustaría hacer a nosotros. Cuánto me alegro de que os saliera bien y pudierais disfrutar los tres de la lactancia materna.

      A ver qué tal se nos da a nosotros llegado el momento. Yo por el momento sigo documentandome para tener toda la información posible. En breve también visitare un grupo de lactancia.

      Muchas gracias por tu comentario.

      Un besazo.

      Eliminar