domingo, 28 de diciembre de 2014

12 meses infértiles

Enero. Comienzo 2014 ilusionada. Esperanzada. Tan sólo dos semanas antes me realizan una miomectomia por Histeroscopia para extirpar 2 miomas intracavitarios del útero que dificultan la implantación embrionaria. Pese a que ya sabemos que tendremos que recurrir a FIV / ICSI debido a que tengo Fallo Ovárico Prematuro y una reserva ovárica muy baja, me aferro al milagrito de conseguir un embarazo con mis óvulos.
 
Febrero. Cumplido el reposo sexual tras la miomectomia, los test de ovulación, los calendarios de fertilidad y la observación del moco cervical me vuelven de nuevo neurótica y termino tratando a mi marido como si fuera un trozo de carne. El "hoy toca" sustituye a la pasión y a los encuentros amorosos espontáneos. Me obsesiono con lograr el embarazo antes de empezar el tratamiento. Llueve sobre mojado, pues esto mismo ya lo había hecho durante los 6 meses previos a la miomectomia.
 
Comienzo a tomar pastillas anticonceptivas para iniciar tratamiento de reproducción asistida 3 semanas después.
 
Marzo. Parches de testosterona. Ácido Fólico. Dosis de 350 de Puregon en cada pinchazo (en la barriga) durante 12 días. Banderillas de Orgalutran en el muslo durante 6 días (simultáneamente con el Puregon). Pinchazo final de Ovitrelle. Resultado = 4 folículos. Punción ovárica. Resultado = 3 óvulos maduros, de los cuales fecundan 2 pero uno tiene muy mal aspecto y lo descartan. Transferencia de 1 embrión con calidad C/D de 6 células (lentito). Progesterona. Betaespera, al igual que tratamiento, trabajando 11 horas al día. Estrés, estrés y más estrés. Apenas tiempo para comer entre que salgo de un trabajo y llego al otro. Agotada.
 
Abril. Finalización de la betaespera. Mi marido convencido de que lo hemos logrado. Yo, no tanto. Algo me dice que nuestro embrión lento y flojito no lo ha conseguido. Resultado de la beta = NEGATIVO.
 
Los médicos, tras analizar mis óvulos, nos confirman que las probabilidades de éxito con otra ICSI no superan el 5 - 10 %. Tambíén escuchamos palabras como alto riesgo de aborto, parto muy prematuro, malformación fetal,...y OVODONACIÓN.
 
Lloramos y nos abrazamos. Lloro, lloro y lloro. En el trabajo, me tengo que meter al baño varias veces a llorar durante semanas.
 
Mayo. Sigo llorando. Me niego a creer que nunca podré ser madre con mis propios óvulos con tan sólo 32 años. Me enfado con mi marido, con los médicos, con mi familia, me molestan mis compañeros, mis amigos,...solamente quiero estar sola y llorar. Me vuelvo insoportable. Decido pedirme una excedencia en el trabajo de las tardes. Estoy demasiado cansada. Tanto estrés y responsabilidad no me permiten pensar con claridad. Me está ahogando por días. Tengo que parar.
 
Mientras tanto, me entero de varios embarazos. De compañeros, de amigos, de conocidos...
 
Junio. Cumplo 33 años. Sigo llorando. Sigo insoportable. No veo más allá de mi propio ombligo. Pongo en jaque mi matrimonio. A mi marido, en una revisión rutinaria, le comunican que presenta un cuadro depresivo. Zas!...se me viene el mundo más encima todavía con esto. Veo las consecuencias de mis actos, de mi conducta y no, no quiero que él caiga. Me niego. Empiezo a escucharle. Empiezo a esforzarme por salir del bloqueo. Empiezo a entender que no se trata de MI problema, sino de NUESTRO problema de infertilidad. Y que tenemos que caminar juntos. Conseguimos hablar de Ovodonación sin ponerme a llorar.
 
Julio. He dejado de llorar. Empiezo a hacer deporte. El tratamiento ha dejado de regalo en mi cuerpo unos 6 - 7 kilos de más y un acné horroroso. Me vuelvo a interesar por mí, a cuidar, a mimar,...La palabra Ovodonación ya no es un cuchillo afilado, es la puerta hacia nuestra maternidad y paternidad. Ahora toca terminar de aceptarlo y descansar. Empiezo a escribir este blog. Necesito exteriorizar de algún modo todo lo que he pasado, mi día a día, mis inquietudes y saber que no soy un bicho raro. Que hay más personas que han pasado o están pasando por lo mismo que nosotros. Escribo para liberar mi alma, para soltar lastre, para que mi marido descanse un poco y con la intención de ayudar a más chicas que están pasando por lo mismo.
 
Agosto. 2 semanas de vacaciones. Tranquilidad. Calma. Tiempo para disfrutar con mi marido, para leer, para escribir, para pensar, para ser de nuevo felices. Aunque la sombra de la infertilidad no nos abandona del todo. Pese a que siempre me ha encantado el verano y creo que he tenido principio de tanorexia, no soporto estar al sol más de media hora. Tengo sofocos, mal humor repentino, aunque me privo de muchas cosas de comer y de beber y hago deporte, me cuesta mucho bajar peso, las reglas se van acortando y son muy abundantes,...mi cuerpo se va preparando, tal y como me explica mi ginecóloga, para recibir la visita de la menopausia antes de los 40 (posiblemente con 36 o 37 años...). Tras convercerme mi marido, cual angelito de la guarda, vuelvo a estudiar para presentarme a una oposición (Bolsa para trababajadores sociales del municipio en el que vivo). La #infertilpandy llega a mi vida y me cautiva desde el minuto cero.
 
Septiembre. Mi vida transcurre básicamente entre el trabajo por las mañanas y horas de estudio entre libros y apuntes por las tardes para intentar aprobar la opo. Aunque mi cabeza nunca para y no puedo evitar pensar en el tratamiento de Ovodonación todos los días. Me siento preparada, estamos convencidos. Quiero que empiece ya.
 
Octubre. 1ª Cita en la clínica para iniciar tratamiento de Ovodonación. Feliz, contenta. Ilusionada. Algo me dice que esta vez lo vamos a lograr. Que nuestra próxima beta va a ser positiva. Termina mi paso por las opos. Suspendo el último examen pero me siento muy satisfecha. Lo he luchado,lo he intentado. Ahora ya sé a lo que me enfrento. La experiencia es un grado ;). En todo.
 
Noviembre. Me cuido más que nunca. Mi enganche al running empieza a hacer efecto y cada vez me gusta más lo que veo en el espejo. Me siento segura, fuerte. De cuerpo y de mente. Me paso el día mirando el teléfono para ver si llaman de la clínica diciendo que ya tienen ovodonante para nosotros. Me sobresalto cada vez que suena. Que llamen ya, que llamen ya...
 
Diciembre. Siguen sin llamarnos de la clínica. La espera empieza a desesperarme. Nos metemos en plenas navidades y tengo la certeza de que, por lo menos, hasta después de las fiestas no nos van a llamar. El espíritu navideño de las calles me entristece. No lo puedo evitar. El año pasado por estas fechas pensé que a estas alturas ya seríamos papis o, al menos, yo estaría embarazada...y no. Unas navidades más. Unas navidades menos.

Si algo ha conseguido el 2014 es, sin duda alguna, hacerme más fuerte. Me levanto cada día, no me rindo. Me conozco mucho más que hace un año. Me he dado cuenta de que tengo al mejor compañero de vida a mi lado: mi marido. Pongo en valor a esas personas que aparecen en tu vida para hacerla un poco más llevadera en los malos momentos: gracias Lucía, mi confidente, por contestar whassaps a cualquier hora y estar absolutamente siempre cuando te he necesitado, y gracias a mi hermana María que, sin ella saberlo y siendo tan joven, tanto me ha ayudado con su dulzura y compañía. Gracias a mi blogfamilia (Eva, Madre Ingeniera, Merimeri, Infértil Desvergonzada, Bedavita, Luna, Rath, Valeska, Aventurina, IsaNatur, Martina, Soñadora,...y todas las que me habéis apoyado con vuestros comentarios, con vuestro aliento, con vuestro calor,...), os he sentido tan tan cerca...Y gracias a mi querida #infertilpandy de twiter por hacer que no me sienta sola ni un solo minuto desde que os encontré.

Muy recientemente también he conocido el portal de la revista digital Serás mamá: Home con quien he empezado a colaborar en la sección de Historias Reales. Os recomiendo daros una vueltecita por allí, pues tratan un montón de temas interesantes y variados. Yo ya me he vuelto adicta ;)!

Recibo al 2015 con el pleno convencimiento de que cuando escriba dentro un año este mismo post no habrán transcurrido otros 12 meses infértiles. Vamos a por todas 2015!!!


martes, 16 de diciembre de 2014

Sábado infértil feliz: Lluvia de Regalos y encuentro infertilpandillero

El pasado sábado fue un día especial. Desde el principio hasta el final. Por la mañana recogí en la oficina de Correos un paquete enviado por Luna, del blog Voy caminando a nuestro futuro
 
Luna es una de mis compañeras de fatigas que recientemente ha sido mamá de dos bailarinas preciosas tras un largo y duro camino. Muy largo y muy duro. Si os dáis una vuelta por su blog no quedaréis indiferentes con su historia. Hace unos meses publicó en su blog una Lluvia de Regalos. Me apunté y...sorpresa!!! Fui una de las afortunadas. Mirar que regalitos tan chulos:
 


Tarjeta preciosa con unas palabras en su interior para recordar todos los días
Me descubrí desenvolviendo el paquete con la ilusión de una niña.

Con expectación, con emoción, con impaciencia.

Siempre he pensado que cuando hacemos regalos, en cierto modo, decimos mucho de como somos.

Los regalos de Luna son sencillamente preciosos. Como ella.

Regalos cargados de mensajes positivos, de aliento, de apoyo.

Regalos que sólo pueden salir del corazón. Trocitos de mi amiga Luna. Trocitos de cariño.

Curiosamente, hacía un par de semanas que mi llavero de casa se había roto y llevaba las llaves de casa la mar de sosas con una arandelita. Ahora, cada vez que voy o vengo, miro la frase del llavero y me carga las pilas!.
 
Cada mañana mientras
desayuno miro este imán
y empiezo el día con una sonrisa ;) 
Gracias Luna. Por hacer que esta lucha tenga momentos tan bonitos y especiales. Soy fan de Mr Wonderful, por lo que has dado en el clavo completamente jajajajaja

El sábado me tenía otra gran sorpresa preparada. Por la tarde, por fin pude conocer a Nuria y su princesita Vera. Conocí a Nuria gracias a la #infertilpandy de twitter. En cuanto supimos que ambas vivíamos en Alicante empezamos a hablar para conocernos algún día. Y ese día llegó. 

Cuando Nuria y yo nos abrazamos y nos besamos por primera vez sentí que la conocía de siempre. Su dulzura, su manera de escucharme, su forma de hablar y de expresarse, de revivir su tremenda historia, de emocionarse, de ver la infertilidad con tanta naturalidad, de no juzgar y de mirar a su pequeña me cautivaron en cuestión de minutos. Y a mi se me abrió un nuevo mundo. Hasta el momento, solamente he hablado sobre mis problemas de infertilidad y sobre el tratamiento de Ovodonacion con mi marido, con mi amiga Lucía y con la gine. Pero nunca lo había hecho (cara a cara) con otra chica que sabe en primera persona lo que es pincharse Puregon, ponerse progesterona o lo desolador que resulta una beta negativa. Fue increíble. 

Muy bonito. Que algo tan doloroso y desgarrador como la infertilidad conecte a personas y genere amistad es magnífico. Ahora sé que pase lo que pase la infertilidad ha traído a mi vida a un hombre maravilloso que me lleva acompañando 18 años de mi vida pero que he redescubierto estos últimos años y muchas amigas fantásticas, fuertes, luchadoras y valientes. Nuevos valores, otra forma de ver la vida, de saborear los pequeños momentos.
 
Nuria, gracias, gracias y gracias. Por todo. Por abrirme tu corazon con ese amuleto tan personal que estoy segura me va a traer mucha suerte en nuestra primera Ovo. Por una tarde tan mágica donde las horas volaron y nos quedaron muchas cosas que contarnos. Sin duda, habrá una próxima vez. Ha sido un auténtico placer conocerte.

Y ahora os voy a enseñar otro regalito que me hizo mi amiga Nuria. Es un llamador de ángeles. Se trata de un colgante con forma de bolita hecho a mano con un xilófono. Esta indicado para mujeres a partir de la semana 20 de embarazo, que es cuando el bebé reconoce sonidos desde el vientre materno. Con cada movimiento de la madre, la bolita emite un sonido suave tranquilizador para el bebé. Nuria me dijo que me quería hacer este regalo porque estaba convencida de que en breve lo necesitaré. Ainsss Nuri, ojalá lleves razón...¿a qué es una pasada?.

Bola Babylonia
Mujeres como Luna y como Nuria son un ejemplo a seguir, un modelo a imitar. Ese horizonte al que mirar cuando las fuerzas flaquean, cuando los ánimos están bajo mínimos y cuando nos vemos tentadas de tirar la toalla. Ellas, al igual que un montón de compañeras de la blogesfera y de la #infertilpandy, son la prueba de que SI SE PUEDE.

Y ahora, como no podía ser de otra manera, yo también propongo una Lluvia de Regalos. Quien se anime a participar simplemente tiene que especificarlo en su comentario y en breve publicaré 2 ganadoras. Animaros!

domingo, 7 de diciembre de 2014

Liebster Award: Premio de una soñadora a una infertil baja respondedora

Recientemente, he recibido un nuevo premio de la mano de una soñadora muy especial del blog Soñar es gratis. Cuando comencé a escribir mi blog jamás imaginé que el contenido del mismo pudiera llegar a interesar a lectoras que no tuvieran el mismo problema de infertilidad que yo, pero el tiempo y más de 16.000 visitas me han echo darme cuenta que estaba equivocada. Y la autora de Soñar es gratis es una muestra de ello.
 
Premio: LIEBSTER AWARD

 

El premio consiste en:

1) Agradecer al blog que te ha nominado y seguirlo.

Soñadora, muchísimas gracias por concederme este premio. Es una muestra de cariño y admiración por tu parte muy bonita. Me hace una ilusión especial recibir premios de mis seguidoras y de blogs a los que yo también sigo, como es el tuyo Soñar es gratis. Me gusta y recomiendo tu blog por su frescura, por la variedad de temas sobre los que trata y, aunque es de reciente creación, promete. Me ofrece confianza por el cuidado y esmero con el te documentas (bravo por una de tus entradas explicando qué es el Síndrome de Ovarios Poliquísticos).

2) Visitar los otros blogs que han sido nominados junto al tuyo.

3) Responder a las 11 preguntas que te han hecho.
 

1.- Un olor (cuál y por qué): igual parece un poco absurdo, pero el olor a ropa limpia me chifla. El motivo es porque cuando mi marido y yo nos fuimos a vivir juntos con 23 y 25 añitos alquilamos un estudio de 32 metros cuadrados con una lavadora escacharrada y sin una mísera terraza para poder tender la ropa. Nuestra ropa tardaba mucho en secarse y terminaba oliendo a humedad muchas veces. Lo odiaba. Ahora, cada vez que tiendo y recojo la ropa la huelo y me encanta ese olorcito a detergente, a limpita.
 
2.- A qué profesión te hubiera gustado dedicarte (que no sea la tuya): sin duda alguna, médico de familia, al más puro estilo Doctor Mateo. Pero siempre se me han dado mucho mejor las letras que las ciencias, así que cuando me tocó decidir qué carrera estudiar dudé entre Psicología y Derecho, y finalmente me decanté por Trabajo Social, pues me tenía que costear yo sola los estudios y las otras dos opciones se me hacían muy cuesta arriba...a día de hoy no me arrepiento.
 
3.- Nombre del primer mejor amigo / a que has tenido en tu vida y dónde le conociste: Marcos. Le conocí con 3 años en un pueblecito de la sierra madrileña y nuestra amistad duró hasta los 6. Era el hijo de unos amigos de mis padres que tenía la misma edad que yo. Cuando cumplí 6 años nos fuimos a vivir a Aranjuez (Madrid) y ahí se terminó...pero tengo recuerdos magníficos.
 
4.- Lugar al que te gustaría viajar: a Bora Bora. Bucear por sus aguas cristalinas, deleitarme con su gastronomía, surcar sus mares, tostarme al sol en sus arenas blancas y alojarme con mi marido en una de esas suites que parece que estén colgando en el agua...un sueño de muchos euros jajajaja.
 
5.- Si existiera la reencarnación te reencarnarías en...(motivo): posiblemente en Anne Perry. Por su espíritu aventurero, por su fidelidad a sus propios sentimimientos y creencias, por su ayuda incondicional a los demás, por su modo valiente y libre de vivir la vida,...me fascina la historia de esta mujer. Una vida dedicada a los más desfavorecidos y a sus propios principios y valores. Cómo me gustaría conocerla!
 
6.- Un vicio confesable: los kimbos, esas aceitunas que llevan un pepinillo dentro. Sólo de pensarlo ya estoy salivando (y no es broma).
 
7.- Una fobia: las cucarachas.
 
8.- Jamás sales de casa sin...: las llaves ;)!
 
9.- Parte de tu cuerpo que más te gusta: los ojos.
 
10.- Parte de tu cuerpo que menos te gusta: el culete, es mi talón de aquiles...y el motivo por el que me inicié en el running jajajaja.
 
11.- Poder sobrenatural que te gustaría tener: si nos ponemos en plan fantástico, me encantaría sanar y curar con las manos y si nos vamos a un plano más terrenal, ¿sinceramente? limpiar toda la casa (incluidos cristales, azulejos y plancha) con un chasquido de dedos.
 
4) Nominar a 11 blogs con menos de 200 seguidores.
Como todos los blogs que conozco tienen más de 200 seguidores, nomino a todas las blogueras y blogueros que acaben de iniciar su andadura y estén leyendo esta entrada ahora mismo. Qué mejor forma de iniciar la blogaventura!
 
No obstante, de los blogs que ya sigo y que sé que no tienen este premio, me gustaría nominar a:
 
 
5) Avisarles de que han sido nominados.
 
6) Realizar 11 preguntas a los blogs nominados.

1. ¿Por qué has empezado a escribir un blog?.
2. ¿Qué te gustaría saber de mí que no haya contado en mi blog?.
3. ¿Perro o gato?.
4. Mi película favorita es...
5. ¿Libro o e-book?.
6. Un día perfecto empieza por...
7.- ¿Cama individual o de matrimonio?.
8.- ¿Mar o montaña?.
9.- ¿Braga o tanga?.
10.- Me chifla...
11.- Nunca me voy a dormir sin...

Y ahora...a seguir disfrutando del puente!!!